Bio

favicon

Comenzó su audaz carrera como escritora a la tierna edad de 4 años, cuando aprendió a dibujar sus primeras letras en la clase de preescolar de sor Josefina. Tras duros años de lucha caligráfica, comprendió que el fin de la escritura podía ser el de contar historias y no sólo el de rellenar cuadernillos. Desgraciadamente, decidió seguir una carrera musical que la alejó irremediablemente del Premio Cervantes de Literatura. Pero más vale tarde que nunca o, como dirían otros: a la vejez, viruelas.