Andrea. Capítulo IX: El caballero.

El caballeroLa voz de la monstruosa Grimelda resuena como un trueno en el silencio del Yermo.
—¡Desgraciada! ¡Esta vez sí me has hecho enfadar!
Andrea mira la horrenda aparición con ojos desorbitados. Recula unos pasos, pero sabe que aunque eche a correr, Grimelda la alcanzaría en dos zancadas. Cuéntame más…

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 4.5/5 (2 votes)

Andrea. Capítulo VIII: La huida.

Grimelda—No te has terminado toda la cena, querida.
La cabeza pelirroja asoma entre los barrotes.
—Anda, pásame el plato si no vas a comer más.
Andrea, sentada en el rincón junto a la puerta, no hace el más mínimo movimiento. Mantiene la cabeza gacha, de modo que sus cabellos, sucios y revueltos, ocultan su cara y el brillo de sus ojos.
Andrea está en realidad bien atenta a los movimientos de Grimelda. En los últimos tres días la ha estado observando con detenimiento y ha descubierto que Grimelda, como muchas otras brujas, no tiene mesura con su magia y la usa para todo. Y eso tiene un precio. Cuéntame más…

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 3.5/5 (2 votes)

Andrea. Capítulo VII: Grimelda.

GrimeldaAndrea va recuperando poco a poco la conciencia. Lo primero que siente es la dureza del suelo sobre el que yace. Ya no está sobre tierra reseca, sino sobre una superficie uniforme y fría. Trata de moverse, pero sus miembros, agotados, no responden a su voluntad. Suspira resignada y trata de disfrutar de la sensación agradable del sol cayendo sobre sus párpados.
¿Sol? No ha visto el sol desde el día en que se alejó de las fronteras del Reino. Abre los ojos, perpleja, y descubre la cálida esfera brillando a través de los barrotes de una ventana herrumbrosa.
¿Ventana? ¿Barrotes? Cuéntame más…

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 3.0/5 (1 vote)

Andrea. Capítulo VI: Recuerdos.

RecuerdosCon un doloroso quejido, Andrea se deja caer en el suelo polvoriento. Tumbada, mira con los ojos vidriosos el impasible cielo tormentoso, cada vez más y más oscuro. Hace cuatro días que vaga sin rumbo por el yermo, sin que nada cambie en él. El mismo cielo plomizo, las mismas nubes oscuras, negándose día tras día a dejar caer una sola gota de agua. También el mismo silencio, el mismo vacío, la misma tierra negra y resquebrajada. Cuéntame más…

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 5.0/5 (1 vote)

Andrea. Capítulo V: El Yermo Eterno.

En el Yermo EternoAndrea observa con desánimo cómo la última pareja de guardias se aleja a caballo. Un destacamento especial, que patrulla las fronteras, ha sido el encargado de conducir a Andrea y a Pulgarcito hasta los confines del Reino. Una vez llegados allí, les han librado de sus ataduras y les han hecho entrega a cada uno de un hatillo con algunos utensilios básicos y algo de comida.
Poco a poco, las dos siluetas se desdibujan hasta convertirse en una fina polvareda, y Andrea, con un suspiro, se da la vuelta y dirige la mirada hacia la tierra que se encuentra ante ella. Cuéntame más…

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 5.0/5 (2 votes)